En la solicitud de prisión preventiva como medida de coerción, el Ministerio Público afirmó que el ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera, fue asesinado por negarse a otorgar permisos para importar más de cinco mil toneladas de baterías usadas a la empresa Aurum Gavia, S.A., el cual fue reintroducido luego de haber sido rechazado por no cumplir los requisitos legales.


Según el Ministerio Público el imputado Fausto Miguel Cruz se presentó al despacho del ministro Orlando Jorge Mera a las 10:50 minutos de la mañana del lunes con el propósito de quitarle la vida.


Narra que "el hecho fue tan planificado que el imputado Miguel Cruz fue ese día vistiendo chaqueta color azul, cosa inusual en este, ya que acostumbra a ir solo en camisa".