AZUA, República Dominicana.- En Azua una joven de 14 años murió tras ingerir un veneno que se tomó de forma accidental que  se encontraba en la nevera de su vivienda.

Según nuestro corresponsal, Héctor Abreu, el padre de la menor, Osvaldo Dotel, se quejó de las atenciones médicas que recibió en el hospital Taiwán, donde fue llevada luego de esta consumir la sustancia.