La muerte de un comerciante chino de una puñalada a manos de una de sus empleadas en la avenida Duarte dejó al descubierto una relación laboral marcada por la los maltratos, según allegados de la mujer, quien permanece prófuga.


Ver más en www.noticiassin.com