Muchas mujeres han marcado un antes y un después de diversas formas en la historia de República Dominicana y, la Revolución de abril no fue la excepción.


La Revolución de Abril de 1965, no solo contó con valientes soldados y hombres del pueblo, que defendieron la constitucionalidad y el honor, sino que hubo un grupo de valientes mujeres, que al igual que ellos, lo dieron todo por la libertad


Estas valientes mujeres, arriesgaron sus familias, sus vidas, su futuro, a cambio de formar parte de ese grupo de aguerridos dominicanos, que enfrentaron a los invasores norteamericanos ya los detractores de la incipiente democracia. Son ellas, la máxima expresión del valor y el patriotismo.