Los presuntos actos de corrupción administrativa de la denominada Operación Coral 5G  se expandieron hasta el Hospital Ramón de Lara, el Cuerpo de Bomberos de SDE, la Dirección de Drogas y otras instituciones vinculadas a las Fuerzas Armadas y la Policía.


Según reveló la PEPCA en el entramado supuestamente dirigido por los generales detenidos para  la venta de combustible ascienden a más de 706 millones de pesos.


La Primer teniente de la PN Jehohanan Lucía Rodríguez Jiménez, según el Ministerio Públicado, perteneció a POLITUR desde el año 2003 hasta el 2021 y posee a su nombre varias propiedades del imputado Rafael Núñez de Aza, entre los que se destacan un inmueble ubicado en condominio Residencial LP-IV, ubicado en Santo Domingo Este, así como La unidad funcional B-2 del condominio Residencial Lucia, ubicado en la misma demarcación.