SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Con el objetivo de crear conciencia en la población sobre la necesidad de rescatar los valores humanos en la familia, la Arquidiócesis de Santo Domingo y la Pastoral Familiar realizó como cada año la caminata “Un paso por mi familia".

Con carteles sobre los valores que deben rescatarse en la familia,  cientos de feligreses católicos marcharon por la avenida Jiménez Moya hasta plazoleta de la Avenida de la Salud.

Los cristianos pidieron a la población recuperar el respeto y la comunicación en la familia, que entienden son dos de los valores más importantes.

Con estatuas humanas se representó la formación de la familia, desde que se unen en matrimonio hasta el nacimiento de los hijos.

La actividad que fue encabezada por el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo, monseñor Amancio Escapa Aparicio, concluyó con una presentación artística.