Ante el rechazo a la vacunación contra el Covid-129 por parte de la población haitiana que trabaja de manera informal en las calles del país y convive en los barrios con los dominicanos más vulnerables, residentes en Santo Domingo Este pidieron al gobierno tomar medidas para evitar que se enfermen aquellas personas que ya comenzaron el proceso de inmunización.


Para Paula García, propietaria de esta tienda en el sector los caleros, en Santo Domingo Este, que los haitianos de su sector no se vacunen contra el virus es una imprudencia que podría provocar rebrotes del COVID, incluso en los que, como ella, ya completaron la inmunización.


Al igual que la señora García, otros moradores de esa demarcación califican de ignorancia esa posición de los haitianos en contra de la vacuna. Aseguran que han observado que los extranjeros aplican poco las medidas sanitarias para enfrentar el virus.


Haitianos residentes en el país y que se dedican al trabajo informal en Santo Domingo Este,  manifestaron tener miedo de colocarse la vacuna contra el COVID por comentarios de sus paisanos.


Algunos como Jefry Tahití preparan infusiones cada día a las que le atribuyen propiedades para prevenir el COVID.


La llegada de nuevas variantes ha provocado un brote de la enfermedad en el vecino país, que hasta el momento no ha comenzado con el proceso de inoculación de sus nacionales.