A sólo dos semanas de que las autoridades comiencen a evaluar las provincias en donde levantarán completamente el toque de queda, la negativa a vacunarse de mucha gente impedirá que el Gran Santo Domingo logre la meta de inmunización, ya que a seis meses de haber comenzado el proceso, aún no se inocula con la primera dosis el 70 por ciento de la población adulta.