SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El niño Rafael de Jesús Minaya, de Gurabo, Santiago, en un acto especial conoció al Papa Francisco en Roma esta semana. Rafael fue el único niño latinoamericano en ser recibido donde el pontífice sostuvo un encuentro con pequeños de distintas partes del mundo.

Dirigiéndose a Su Santidad, en español, contó que nació con una dificultad en el corazón, lo que le impedía tener una vida normal, obligado a vivir enfermo todos los días, pero que por la ayuda de la Vicepresidenta de la República, le practicaron un trasplante de corazón.

El Papa Francisco manifestó sentirse “conmovido” por el caso de Rafael. Ante esta historia, Su Santidad reflexionó sobre las dificultades que enfrentan muchos niños en el mundo diciendo…