Redacción Internacional.- Un imprudente conductor atropelló a un niño de seis años en la ciudad china de Jining. El menor estaba jugado al lado de la calzada cuando, de repente, un todoterreno rojo pasó por encima de él. Inesperadamente, el pequeño se levantó y corrió hacia el otro lado de la calle. Como si nada hubiese pasado.

http://youtu.be/yfoCx48JXGw