Con más de tres mil personas con el virus de covid-19 activo y niveles de positividad diaria que se acercan al 20 por ciento, la nueva ola de contagios comienza a ejercer nuevamente presión sobre la demanda de atenciones médicas en los hospitales, donde crece el número de pacientes que buscan servicios de emergencia y de aquellos que son internados.