El obispo de la diócesis de La Altagracia, Jesús Castro Marte, calificó como preocupante los acontecimientos bélicos que vienen sucediendo entre Rusia y Ucrania, al asegurar que República Dominicana, de hecho, comienza a sentir los efectos negativos.