Todo el esplendor de una super hamburguesa pero con la explosión de sabor y dulzura de un postre, fue la obra de arte presentada por la chef Lili, quien una vez más demuestra su destreza en la repostería.