Estafados dicen sentirse un grupo de personas que invirtieron todos sus ahorros en la compra de un apartamento en el cual tuvieron que mudarse por la fuerza ya que la constructora tenía unos cuatro años de retraso y no quería entregarle lo poco que habían construido.


Piscina, área de esparcimiento y verja perimetral, fueron algunos de los atractivos que supuestamente la inmobiliaria Brunes Invesments S.R.L. le ofreció  a un grupo de compradores en un  residencial ubicado en Brisa del Parque en el Alto de la avenida República de Colombia en el Distrito Nacional.