Pese a la inflación y el temor a la quinta ola de la pandemia la fiesta no se detiene; desde temprano muchos acuden a mercados y centros comerciales para ultimar detalles del menú de la cena de de fin de año y lo que les falta para recibir el 2022 con ropa nueva.