Mientras que continúa el pánico de parturientas haitianas a ser deportadas como ha sucedido con otras ciudadanas de esa nación, este martes la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidió al gobierno dominicano parar la práctica, ya que supuestamente atenta contra los derechos humanos.