Mientras que continúa el pánico de parturientas haitianas a ser deportadas como ha sucedido con otras ciudadanas de esa nación, este martes la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidió al gobierno dominicano parar la práctica, ya que supuestamente atenta contra los derechos humanos.


En el comunicado emitido por el organismo, asegura que la práctica "ponen en riesgo la integridad física y la vida" de estas mujeres e incumplen el proceso establecido en los protocolos nacionales y las convenciones y estándares internacionales sobre deportaciones de migrantes.


El Sistema de Naciones Unidas pidió al Consejo Nacional de Migración prevenir y suspender las acciones que atenten contra los derechos humanos de la población haitiana, y a restablecer el respeto por la dignidad humana en la aplicación de sus políticas migratorias y de seguridad”.


En tanto diversas organizaciones ven las expulsiones como racismo y xenofobia por parte del Gobierno.


Los grupos dicen que las autoridades dominicanas con la acción, buscan tapar los recientes escándalos de corrupción que han denunciado en medios de comunicaciones.