Los operativos en busca de indocumentados que realiza la Dirección General de Migración están limitando las actividades y afectando el comercio en el “Pequeño Haití”, aseguran ciudadanos haitianos.

Al asegurar que han sido blancos de maltratos, comerciantes que realizan sus actividades en el Pequeño Haití insisten que el temor que genera el asedio de los agentes migratorios se ha traducido en menores ventas y pérdidas económicas.