La inminente reapertura general de las clases semipresenciales en los niveles de inicial y primaria, tras recibir el visto bueno del gabinete de salud, mantiene divididas las opiniones de padres de estudiantes de sectores vulnerables.