La medida dispuesta por Interior y Policía de eliminar todo tipo de ruidos en el Distrito Nacional, es vista por algunos ciudadanos como acertada mientras que otros entienden que no es necesario, ya que no contribuye a que baje el índice de la delincuencia en el país.