A partir de las seis de la tarde de este miércoles cerraron sus puertas los negocios ubicados en distintos barrios de la capital en cumplimiento del nuevo horario del toque de queda implementado por el gobierno para reducir la propagación del Covid-19.