El Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria, pidió este viernes a la Virgen de las Mercedes que convierta los corazones de quienes administran los fondos públicos, tras considerar que el mal manejo de esos recursos lleva a la esclavitud a las familias dominicanas.


Al pronunciar una homilía en la Iglesia Las Mercedes, al celebrarse este viernes el Día de la Virgen, patrona del pueblo dominicano, el religioso pidió además por las familias en el país, para que sean liberadas de la esclavitud que representan los problemas económicos, el hambre y la miseria.


Como es tradición cada 24 de septiembre, desde de tempranas horas de la mañana, ancianos, jóvenes y niños, algunos en muletas, abarrotaron ese templo religioso para venerar a la virgen y presentarle sus peticiones.


Debido a la cantidad de devotos que acudieron a la misa, no fue posible garantizar el distanciamiento social, aunque en la entrada del templo se colocaron puestos para la desinfección de las manos.