Desesperado se encuentra el padre de un joven de 20 años, quien fue ultimado por desconocidos el pasado mes de noviembre en una reconocida boutique de la localidad de San Pedro de Macorís.


La víctima fue identificado como Starling Javier, quien laboraba en la tienda cuando ocurrió el hecho.