Para algunos padres el año escolar representa un alivio en el bolsillo por la oportunidad de suplir alimentos gratis a sus hijos durante el periodo escolar.