A menos de cuatros días del inicio del nuevo año escolar, padres de familias de sectores populosos de la capital aún no saben si sus hijos dispondrán de cupo en un centro educativo cuando inicien las clases, que están previstas para este lunes o si serán parte de los 137 mil estudiantes que recibirán el bono de 500 dólares para el pago de la colegiatura, debido a la falta de disponibilidad en las escuelas.