El pánico se apodera de los residentes del sector San Miguel del kilómetro 8 y medio de la carretera Sánchez, cada vez que desaprensivos se adueñan de sus calles convirtiéndolas en un campo de batalla cuando se enfrentan diferentes bandas delictivas.