Debido a los niveles de violencia suscitado en un centro educativo de San Juan de la Maguana, el cuerpo de profesores decidió paralizar la docencia desde este jueves.