Pese a la disposición manifestada por los partidos de aceptar las restricciones sugeridas por la Junta Central Electoral (JCE) al proselitismo a destiempo, no todos los partidos presentaron su aprobación.


Aunque algunos partidos discuten la carta entregada por la JCE, otros como el Partido Revolucionario Moderno (PRM), envió sus observaciones justo cuando estaba a punto de vencer el plazo.