SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El Procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito, aclaró este miércoles que el pastor de San Pedro de Macorís acusado de lavado de activos para una red de narcotráfico en Colombia, no es miembro de ninguna de las congregaciones evangélicas en República Dominicana.

El pastor Jorge Mercedes Cedeño fue acusado por autoridades colombianas de lavar dinero para el Clan Úsuga, una red de narcotráfico que opera en Colombia.

El jefe del Ministerio Publico explicó que tras Colombia informar que capturó varios de los miembros de la red delictiva que encabeza el supuesto narcotraficante Dairo Antonio Úsuga, están realizando investigaciones en conjunto.

De su lado, miembros de la iglesia Evangélica dicen esperar que el caso sea totalmente investigado, ya que esto empaña la imagen de su organización.

Tanto el representante de la Procuraduría General de la República y los religiosos hablaron en estos términos tras firmar un programa de resolución de conflictos en los ámbitos comunitarios, familiar, escolar, juvenil y centros penitenciarios.