SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El caso del padre Alberto Gil surgió hace ya un año y medio, durante las vacaciones de verano del 2013 mientras el sacerdote realizaba un viaje a Polonia con un grupo de jóvenes de Juncalito, una familia se querelló ante la Fiscalía de Santiago.

El grupo retornó al país sin el sacerdote polaco, que desde entonces evade la justicia dominicana. Patricia Solano nos amplía.

http://youtu.be/7vgWhthqhTg