SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El Congreso Nacional se ve nuevamente bajo presión religiosa, como sucedió en los debates por la reforma constitucional del 2010.

Esta vez, para que no se aprueben las observaciones hechas por el poder ejecutivo al Código Penal. Patricia Solano nos trae un análisis sobre el tema.

http://youtu.be/v9KniJGBdPI