Ante el atraso en el tráfico internacional de mercancías, incluidas las decoraciones para fin de año, vendedores de charamicos depositan sus esperanzas en la Navidad y aseguran que sus productos son la opción perfecta para llevar el brillo navideño al hogar de los dominicanos.