El paso de una onda tropical que derramó aguaceros sobre la costa sur y centro del país durante el fin de semana genera miedo en zonas vulnerables del Gran Santo Domingo ante la posibilidad de desbordamientos de cañadas e inundaciones.


Con temor e impotencia, residentes de zonas de riesgo cercadas a ríos y cañadas pasaron el fin de semana en vela mientras los aguaceros amenazaban con inundar sus viviendas.