Consternados están familiares, amigos y compañeros de trabajo de los tres bomberos que murieron anoche mientras intentaban sofocar un fuego que a más de 20 horas de iniciado aún se mantiene.