Las revelaciones de investigadores privados de que el expelotero David Ortiz sí era el blanco del ataque armado en junio del 2019 y que la versión de que fue una confusión fue supuestamente motivada por el entonces procurador Jean Alain Rodríguez, no fue motivo de asombro para abogados, quienes ponen bajo cuestionamientos a la pasada gestión de la Procuraduría y del gobierno por dicho conflicto.