Una familia que reside en el sector el Abanico de Herrera pide ayuda para costear la operación a corazón abierto de su pequeña niña con apenas días de nacida.


Suleimy Nolasco y Wander Jr Aguiar, ambos de 25 años de edad, quienes viven humildemente en un sector popular de la capital, son padres primerizos de una pequeña que tiene apenas 24 días de nacida, pero lamentablemente no pueden disfrutar de esta bendición ya que su primogénita vino al mundo con varias condiciones de salud.


Erika Samira, la recién nacida, sufre de cardiopatía: un estrechamiento de los pequeños vasos sanguíneos que suministran sangre y oxígeno al corazón, además un soplo en su corazoncito, agregándole posible caso de Síndrome de Down, su padre Wander dice esto lo deja sin poder dormir en las noches pensando en soluciones para su hija.