Mediante acto de alguacil la Federación Nacional de Banca manifestó su rechazo a que el gobierno cobre impuestos a los establecimientos de apuestas que aún no han sido legalizados mediante el plan de regularización, hasta tanto se determine si pueden o no seguir operando.