Legisladores oficialistas y opositores pidieron a las autoridades tener cuidado al difundir investigaciones de carácter judicial a través de los medios de comunicación y redes sociales para no dañar honras de los involucrados antes de ser juzgados.


Los congresistas se refirieron a la auditoría difundidas recientemente por la Cámara de Cuentas que revelaron que Alexis Mediana, principal imputado en la Operación Antipulpo y hermano del expresidente Medina, vendió irregularmente combustible a la Policía por unos 220 millones de pesos entre 2015 y 2017.