Ante el controvertido proyecto del gobierno haitiano de desviar una parte del curso del río Masacre para construir una canal de riego, productores agrícolas de Dajabón piden medidas para impedir que el proyecto los dejé sin agua y el propio presidente Abinader confió este lunes en llegar a un acuerdo bilateral.