Ante la incidencia del covid-19 en la Congreso Nacional, parlamentarios de diferentes bancadas propusieron un cierre parcial de las labores legislativas en la Cámara Baja donde hasta el momento 14 diputados han dado positivo al covid-19 que además abarca a más de 60 empleados, lo que mantiene limitado los trabajos administrativos.