Con el argumento de que por años ha contaminado el río Ozama y áreas circundantes, grupos ambientalistas solicitan la revocación definitiva de la licencia de operaciones de la generadora eléctrica Estrella del Mar II, que flota en una barcaza sobre dicho afluente.


La compañía eléctrica rechaza que sus actividades provoquen efectos contaminantes y atribuye la denuncia a la ignorancia sobre el tema o a intereses particulares.


Noticias SIN ingresó este viernes a la planta flotante para conocer sus procesos.


Así flota en las aguas del río Ozama la planta Estrella de Mar dos, que opera desde hace nueve años sobre el afluente.


Esta es la más reciente versión de las cuatro generadoras que han operado en los últimos 30 años en la zona de la mano de la empresa Seabord. La primera de ellas llegó al país en 1989 y era una barcaza que sostenía una planta más pequeña.


Según los ambientalistas, esta última planta de 110 Megavatios genera tres puntos neurálgicos de contaminación, además de un sobrecaletamiento del río.


El director de la empresa, Armando Rodríguez, asegura que cuenta con los certificados de que la compañía cumple con los leyes y estándares medioambientales.


Noticias SIN ingreso a la empresa y por primera vez cámaras de televisión captaron el proceso de operación.


Aunque la empresa insiste que la planta usa tecnología combinada de más de 95% de Gas Natural como combustible y Bunker C, los ambientalistas dudan de esa cifras.


Mientras el tema de, impacto ambiental generado por esta planta continua en el tapete, aquí se trabaja en la instalación de nuevos muelles para recibir en unas semanas.


Tratamos de obtener la posición de medio ambiente sobre el tema, pero desde su departamento de relaciones publica nos dijeron que el ministro fijara posición en los próximos días.