Aunque el flujo de visitantes fue lento la mañana de este martes, quienes acudieron a acompañar a sus muertos aseguran que no sólo lo hacen para estas fechas, sino cada vez que pueden, tal es el caso de la señora Hidalia Díaz, quien vino a enterrar los restos de su tía y a visitar a su esposo e hijo.