Aunque algunas personas salieron desde temprano a comprar el regalo para sus padres, varios comerciantes del Gran Santo Domingo se quejaron de que las ventas se han reducido este año, pero entienden que la merma se debe a la pandemia del Covid-19.


El flujo de clientes ha sido tímido este domingo, pese a que han puesto ofertas para motivar a los compradores no han recibido la respuesta que esperaban explican los vendedores.