El temor de que las reuniones por la celebración este domingo del Día de las Madres agudice el repunte de la pandemia abrió una polémica entre quienes preparan festejos e incluso viajarán al interior del país para visitar a sus progenitoras y quienes piden confinar al Gran Santo Domingo para evitar una mayor propagación del virus.


¿Viajar a las provincias o felicitar a distancia a sus madres? ¿Visitarlas o llamarlas por teléfono? Pese al temor a la pandemia, una parte de la población se niega a sacrificar la celebración anual del Día de las Madres. Algunos, en cambio, consideran que ese tipo de reuniones podría llevar a sus queridos incluso a la muerte.


Quienes ya decidieron visitar a sus madres este domingo y llevarles un presente en persona, insisten que los encuentros y comidas familiares no representan ningún peligro, siempre y cuando se cumplan los protocolos sanitarios.


Con ciertas diferencias sobre cómo celebrar a distancia, algunas personas respaldan la propuesta del senador Bautista Rojas, quien sugirió prohibir este fin de semana la movilidad del Gran Santo Domingo hacia el resto del país.


Pese a que este viernes fue día de quincena para muchos trabajadores, el flujo de clientes en busca de regalos para las madres en las tiendas de la avenida Duarte era tímido.


Este viernes víspera del Día de la Madres, así lucía la terminal de autobuses del kilómetro 9 de la autopista Duarte.


Algunos ciudadanos piden al gobierno medidas preventivas más drásticas en el Distrito Nacional, así como en las provincias Santo Domingo y San Cristóbal para reducir de manera más efectivas los niveles de contagio del corona