La decisión de que República Dominicana sea el primer país que aplicará la tercera dosis de vacuna anti-covid, para lo cual usará en gran medida los sueros de Pfizer previstos a llegar cada viernes y de AstraZeneca, abrió una polémica entre especialistas sobre las iniciativas del Gabinete de Salud para proteger a la población de las mutaciones del virus, que han provocado rebrotes en otros países.