Un nuevo sistema de monitoreo y depuración policial facilitará el trabajo de los agentes en las calles para identificar a aquellos que tienen historial delictivos y están bajo la lupa de la justicia, cuya iniciativa se enmarca en la reforma policial iniciada hace meses.

Para lograr el funcionamiento del sistema en los celulares de los policías que estén en las calles las autoridades realizarán contratos con telefónicas para que estos cuenten con las tecnologías 4 y 5G al momento de depurar a la persona que detengan.