Criadores de cerdos en la provincia de San José de Ocoa denuncian que las autoridades le están sacrificando sus animales aún estando sanos. Además, señalaron que están interviniendo zonas que no han sido reportadas con la peste porcina africana.