El aumento diario de casos de covid-19, que incluye a niños ingresados en hospitales por la enfermedad y la ocupación del 43 por ciento de las unidades de cuidados intensivos, mantiene preocupada a la población que a pocos semanas de terminar el año, esperaban tener una navidad casi normal con sus familiares.