Residentes de barrios populosos están preocupados porque el pan aún mantiene alzas con niveles diferentes en los colmados, mientras  productores del alimento  mantienen posiciones encontradas en cuanto a los costos y la necesidad de seguir recibiendo subsidios.