Si una persona que está esperado una cita para obtener su residencia estadounidense es informada de la fecha de la entrevista y no está preparada en ese momento, puede perder la cita, advierte la abogada Perla Abreu.